sample image
 
 

TOP STOP® - ¡La solución!

¿Cuántas veces hemos tenido que hacer un hueco en la agenda para atender a un paciente al que “le pincha el alambre”?.
Mantiene el arco en su sitio y protege los extremos, de manera que hace imposible que el paciente sufra lesiones.

 
TOP STOP® - ¡La solución!

TOP STOP® - La solución definitiva

Más del 95% de las urgencias en ortodoncia son debidas a que el arco se desliza o se sale del tubo molar, produciendo pinchazos en la mucosa del paciente que derivan en úlceras traumáticas muy dolorosas, requiriendo una atención en el menor tiempo posible.



El problema

La solución

Hasta ahora, para evitar esta situación, sólo usábamos la “cera de ortodoncia” y los “alicates de corte distal”.

La “cera de ortodoncia”, si bien es útil en las rozaduras que producen los Bracketts en la mucosa, no lo es cuando se trata de los arcos de ortodoncia, ya que es atravesada por los extremos del alambre con suma facilidad.

Los “alicates de corte distal”, en un primer momento, dejan el extremo del arco a ras de distal del tubo molar; pero como ese arco va produciendo cambios en la longitud de la arcada, de una visita del paciente a su siguiente cita, éste ha sufrido movimientos que hace que sobresalga el arco por detrás del tubo molar, o bien, al aumentar la longitud de la arcada dentaria, que ese arco cortado a la medida de la arcada inicial vaya quedando corto y salga por mesial del tubo molar.

Otra situación no deseable, pero muy común, es la que se da cuando colocamos un arco redondo y, al cabo de unos días, va deslizándose a derecha o izquierda, saliéndose de un tubo y sobresaliendo a su vez el otro extremo por distal del tubo contrario.

El TOP-STOP®  es la SOLUCIÓN, ya que mantiene el arco en su sitio y protege los extremos, de manera que hace imposible que el paciente sufra lesiones producidas por el arco.

¿Cuántas veces hemos tenido que hacer un hueco en la agenda para atender a un paciente al que “le pincha el alambre”?
   

Esta situación trastorna tanto al paciente como al doctor, al que le hace perder tiempo, dinero y prestigio.

TIEMPO: Obviamente, ya que tenemos que usar el sillón dental para atender a ese y no a otro paciente, aparte del retraso que produce a los pacientes que tenían cita previa y están esperando su turno en la sala de espera.

DINERO: La máxima “tiempo es dinero” se cumple en esta situación. Hay otro factor; muchas veces, el arco que salió de su sitio se deforma o bien, como le hace tanto daño al paciente, lo corta. Ambas situaciones hacen al arco inservible, por lo que tenemos que sustituirlo por uno nuevo, elevando los gastos del tratamiento.

PRESTIGIO: No hay nada peor que un paciente descontento, bien por el dolor que ha padecido, o porque era fin de semana y no nos localizaba, por ejemplo, lo que aumenta el stress y disgusto del paciente ante esta situación. Para el paciente, “LA CULPA” siempre es nuestra, y “la ortodoncia, duele”.

Si sumamos la falta de tiempo, dinero y prestigio, el resultado es un “cóctel explosivo” para nuestra consulta.

Para colocar el TOP-STOP®, no necesitamos instrumental sofisticado, preparación especial ni tiempo, puesto que nos lleva sólo unos segundos. (Con una simple “PINZA MATHIU” o similar).  Sólo debemos dejar que el arco sobresalga un par de milímetros por distal del tubo molar: ese extremo lo cubrimos con el capuchón del TOP-STOP®; con ayuda de la pinza Mathiu, tiramos de la anilla para con ella rodear al tubo molar de la banda.

Español
English
Française
German


El TOP-STOP® lo podemos utilizar tanto en arcos simples como cuando empleamos simultáneamente dos arcos en la misma arcada; también para arcos seccionales.

No es un elemento caro, por lo que nos permite renovarlo en cada visita mensual como hacemos con las ligaduras de los Bracketts. (4 unidades en cada visita).